domingo, 12 de febrero de 2017

Caladura en la Mata del Fraile - 12.02.17

Con la mañana fría y amenzando lluvia, sin haberlo previsto, me pudo el mono y salí a dar una vuelta corta por la Mata del Fraile. Cuando salí de casa estaba chispeando agua, y al cabo de un rato, en medio del monte, comenzó a llover con ganas. Resultado: una buena aguada que nunca viene mal, pero con el paseo dado. Como dicen por ahí, al monte hay que salir aunque haga bueno.

Aunque es invierno, queda color en el bosque

Salí de casa poco antes de la 10:00, sin estar programado. Aunque chispeaba un poco y el día era oscuro, me pudieron las ganas. 

Subí hacia la Mata del Fraile por la pista del Calero de Brañosera, que abandoné antes del canadiense que separa Barruelo de Brañosera. Seguí el camino viejo de la Mata hasta llegar al puente de hormigón que cruza el Rubagón por debajo de Brañosera.

Luego la idea era bajar por la Senda de la Pedrosa, pero viendo la lluvia que caía, opté salir a la carretera en el cruce de la Fuente de la Flor, para tardar algo menos.

Entraba en casa poco antes de las 12:00 con una buena chupa, pero con la satisfacción de la labor hecha.

Datos de la Ruta:
  • Zona: Santullán - La Braña
  • Tipo de Ruta: Circular
  • Dificultad: baja
  • Distancia: 8.87 Km
  • Tiempo: 01:59 h
  • Altitud mínima: 1030 m
  • Altitud máxima: 1225 m
  • Ascensión acumulada: 531 m (es lo que da el GPS, pero es mucha)
 




Subiendo hacia la Mata del Fraile

Barruelo desde la pista. ya se veía venir la aguada

Por el monte, una capa de nieve muy ligera

Aún en invierno, el hayedo no pierde su encanto

Y siempre quedan verdes. Acebo

Camino viejpo de la Mata del Fraile

El paseo, pese al agua es una delicia

El camino transcurre paralelo a la Pista del Calero de Brañosera, un poco más abajo

Arroyo de Rigardero

Puente de hormigón para cruzar el Rubagón. Aquí caía de lo lindo

Selfie húmedo

Tere, la Bióloga, me enseño que las flores del avellano se agrupan en amentos

El muérdago haciéndose dueño de los chopos

Ya bajando por la Senda de la Pedrosa, el haya de los cinco brazos


Imagen de Google Earth

Perfil de la ruta

2 comentarios:

  1. En ocasiones apetece monte aunque el día únicamente nos muestre su perfil menos simpático!
    Y, siempre se encuentra una recompensa en el paseo realizado.
    Esa 'Bióloga Aventurera' qué guerra da!! Jijiji
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si señor! Salir siempre vale la pena, aunque luego luego lo gastes en toallas, je, je. Y entre tú y la Bióloga, lo que estoy aprendiendo...

      Un abrazo, pareja

      Eliminar