martes, 15 de noviembre de 2016

Calar again - 15.11.16

Hace unos días me dijo Keko que si me apetecía dar una vuelta por el monte con sus amigos, un grupo de gente muy unidos  y que tienen mucha montaña a la espalda. Como soy muy facilón para estas cosas, pues dije que sí, y esta mañana quedamos para dar una vuelta por esta zona. Me pidieron que eligiera el paseo, y claro, nos fuimos al Monte Calar, que me puede.

El grupo posando en el Roblón


Aparcábamos los coches en La Aceña de Brañosera y comenzamos a caminar sobre las 9:45 en dirección a la trocha que nos lleva a coger el viejo camino del monte, que se acerca al Rubagón, y por el que subimos hasta Las Barcenillas. Allí el Rubagón baja completamente seco, por lo que imagino que el agua discurre por algún cauce subterráneo.

Cruzamos el cauce seco y tiramos a derecho hacia el Cerezo. El monte ha perdido casi toda la hoja, pero aún se puede disfrutar buenos colores. Impresionante la cantidad de serbales de los cazadores, y la calidad del fruto este año, también en los mostajos. Llegan a colorear algunas zonas de braña.

Descansamos y comimos algo en El Cerezo, a las 11:30. De allí, nos acercamos al Roblón, donde nos hicimos la foto de grupo. Una pena como está poco a poco deteriorándose. Le quedan un par de ramas que no están para muchos trotes.

Luego cruzamos de nuevo el Rubagón para volver a entrar en el Monte Calar. Nos dirigimos a La Mesucas, donde llegamos a las 12:30. Y de allí, a la parte más vistosa del recorrido, la cresta del monte. Nos llevó un buen rato por la cantidad de fotos que hicimos. Es un rincón para disfrutar con calma. Fuimos bajando hasta llegar al camino que nos dejó, ya fuera del monte, en el Chozu del Prau del Toru.

De allí a Peranava y para volver a La Aceña, seguimos la pista del Calero de Brañosera cruzando los Abedulares, hasta tomar la desviación a la izquierda que nos llevó al punto de partida. Allí algo se comentó del Pozo Merino, y como no era tarde,  nos acercamos allí para que algunos le conocieran. Pincha aquí para ver lo que se puede hacer en este lugar.

Dimos por rematada la ruta a las 14:30, tras cerca de cinco horas de marcha muy tranquila y disfrutona.

Primera salida con este grupo bien avenido, formado por seis personas de Aguilar y Cervera a los que se les ve muy buenas maneras en el monte. Un gran placer caminar con ellos y esperando que podamos repetir.

Importante echar un vistazo al blog de Teo: Sensaciones en la Cima

Datos de la Ruta:
  • Zona: La Braña
  • Tipo de Ruta: Circular
  • Dificultad: baja
  • Distancia: 10.52 Km
  • Tiempo: 04:46 h
  • Altitud mínima: 1182 m
  • Altitud máxima: 1593 m
  • Ascensión acumulada: 444 m




Camino viejo del Monte Calar 

Ascendiendo hacia el arroyo

El Cañón del Rubagón

Roble seco en la falda de enfrente del Calar

Cauce seco del Rubagón, a la altura de las Barcenillas

Queda ya poca hoja

Subiendo a contraluz

Roble caído

Un serbal de los cazadores

Almorzando junto al Cerezo

Vuelta la vista al Cerezo, camino del Roblón

Esta vez el caído era un haya

Hayas sujetando una roca

Las Mesucas

Chozo de Valdecebollas desde las Mesucas

Cresteando el Calar

Formas de película de miedo

Buen ejemplar de roble con una buena verruga

Por los laberintos del monte

Investigamos muchos rincones

Tocón de muchos años

Bajando hacia el Chozu del Prau del Toru

El Chozu, estupenda construcción. Cuidémosla

Bajando por los Abedulares

Último destino, el Pozo Merino.

Imagen de Google Earth

Perfil de la ruta

No hay comentarios:

Publicar un comentario